¿Qué profecías se hicieron realidad en Game of Thrones? Aquí las principales.

Desde destinos personales hasta eventos catastróficos, estas son todas las profecías que se cumplieron en Juego de Tronos.

TAMBIÉN DEBES LEER: Las teorías más alocadas de Game of Thrones que no se llevaron a cabo  

Las profecías han sido una parte interesante de la historia detrás de Game of Thrones desde que empezó la serie, su impacto e influencia crecían y cambiaban con cada temporada que pasaba. Algunos personajes profetizaron grandes eventos que acabarían con el mundo, mientras que otros explicaron el destino de ciertas personas a través de visiones. La naturaleza de estas profecías era alterable, ya que incluso el autor George R.R. Martin explicó que eran fuentes de noticias muy poco confiables.

Los showrunners de la serie, David Benioff y DB Weiss, tuvieron la compleja tarea de no solo adaptar los largos tomos de Martin, sino también de mantener la serie en marcha cuando él aún no terminaba los libros. Eligieron hacer realidad algunas profecías, algunas se desvanecieron de forma efímera y algunas lograron ser veraces, pero desde cierto punto de vista. Aquí les traemos todas las profecías y visiones que se cumplieron en Game of Thrones.

Maggy la Rana profetiza el destino de Cersei

La profecía del Valonqar establecida por Maggy la Rana (la bruja que Cersei visitó en el bosque cuando era niña) no se hizo realidad en el sentido más estricto por lo que vimos en el penúltimo episodio de la última temporada, pero una parte sustancial de la profecía sobre el futuro de Cersei sí llegó a pasar.

En un flashback de la quinta temporada, Maggy la Rana le dice a Cersei que su futuro será próspero, pero envuelto en tragedia. Ella se “casará con el rey” y será “reina por un tiempo”, teniendo tres hijos que morirían antes que ella. Asimismo, añadió que una mujer “más joven y más bella” llegaría a derrocarla y a tumbar todo lo que ama (lo que finalmente hizo Daenerys).

La sombra de un dragón sobre King’s Landing

Dado que ahora es el Cuervo de Tres Ojos, Bran ha tenido bastantes visiones desde su transformación de niño lisiado a místico durante el desarrollo de la serie. En la cuarta temporada, Bran tuvo una visión que incluía una sombra de dragón gigante desplazándose sobre los tejados de King’s Landing.

En ese momento, no estaba claro si estaba viendo el pasado o el futuro, pero ahora que concluyó la serie, sabemos que la sombra de dragón era de Drogon, quien ayudó a Daenerys a conseguir su venganza contra Cersei (y la gente inocente de King’s Landing) con una tremenda muestra de fuego y sangre.

La visión de Daenerys sobre el Trono cubierto de ceniza

Bran no fue la única persona que tuvo visiones misteriosas. Dany, al visitar la Casa de los Eternos, tuvo una visión de la sala del Trono de Hierro en la Fortaleza Roja, cubierta de blanco, con el techo medio destruido. Los espectadores especulaban sobre si era ceniza o nieve por la que Dany caminaba, pero los episodios finales de la última temporada esclarecieron y confirmaron las sospechas. 

Después de destruir King’s Landing en el quinto episodio de la octava temporada con fuego de dragón, está claro que es una fina ceniza blanca la que cubre la sala del Trono de Hierro. Cuando camina por los desolados pasillos de la Fortaleza Roja y se detiene ante el Trono de Hierro, hay una extraña ironía de que fue ella quien trajo la destrucción, no el Rey de la Noche y la Larga Noche.

Las muertes de Melisandre y Varys

Melisandre y Varys fueron algunos de los supervivientes más astutos del programa. Hicieron todo lo necesario para asegurarse de sobrevivir a todos los monarcas locos y deidades delirantes a las que servían.

Antes de que Melisandre fuera desterrada a Essos, sus palabras de despedida a Lord Varys fueron trágicamente proféticas. Ella declaró que había terminado de “susurrar en los oídos de los reyes” y que regresaría a Westeros solo una vez más, para morir. “Tengo que morir en este extraño país. Justo como tú”. Ella escogió los medios por los que se encontraría con su destino y, en cierto modo, también lo hizo Varys.

La milenaria profecía sobre el Príncipe que fue Prometido

El “Príncipe que fue Prometido”, o la profecía de “Azor Ahai”, se habló en Game of Thrones varias veces, particularmente relacionado con la Sacerdotisa Roja Melisandre. Trataba sobre un legendario héroe que regresaría a Westeros para terminar un período de desesperación y oscuridad con su espada, Dueña de Luz (Lightbringer).

En la séptima temporada, Melisandre decidió pensar que ese héroe podría ser Jon Snow, resucitado por el mismísimo Señor de la Luz. También fue declarado así por su verdadero padre, Rhaegar Targaryen, el día de su nacimiento. La espada Lightbringer fue “templada” por primera vez cuando el forjador apuñaló a la mujer que más amaba en el mundo, lo que Jon hace sin darse cuenta cuando apuñala a Daenerys frente al Trono de Hierro y pone fin a su caótico reinado.

Arya cerraría tres pares de ojos

Cuando Melisandre conoció a Arya por primera vez en la tercera temporada, sujetó la cabeza de la valiente niña con sus manos y declaró ver una gran oscuridad en ella. Explicó que Arya cerraría muchos ojos en los próximos años. Esto fue ciertamente cierto: Arya aprendió el arte del subterfugio y el asesinato de los Hombres sin Rostro en Braavos y se volvió bastante experta en ambos.

Melisandre le dijo específicamente a Arya que cerraría tres pares de ojos: unos marrones, unos azules y unos verdes. Muchos espectadores asumieron que los verdes serían de Cersei (ya que los otros representaron a Walder Frey y al Rey de la Noche), pero los ojos de Littlefinger en los libros son “un verde grisáceo”, por lo que la profecía ya se habría cumplido.

Stannis derrotado

En otra profecía que muestra que la interpretación y el resultado no siempre están perfectamente alineados, Stannis Baratheon es derrotado en la Batalla de Blackwater por su hermano Renly, pero no de la manera en que fue predicho por la Sacerdotisa Roja Melisandre. Su visión se hizo realidad de una manera indirecta, pero el resultado fue el mismo.

En dicha batalla de la tercera temporada, Tywin Lannister defendió King’s Landing en nombre del Rey Joffrey Baratheon. Fue Garlan Tyrell, con la armadura de Renly, quien atacó a las fuerzas de Stannis, dividiendo su estructura al ver y creer que Renly regresó de entre los muertos.

Una Canción de Hielo y Fuego

Una de las visiones más fuertes que tuvo Melisandre fue la de juntar el hielo y fuego, dos fuerzas que han representado muchas cosas en la serie, incluidas las fuerzas del Rey de la Noche y las fuerzas de los Vivos; y la temporada de Invierno yuxtapuesta a la temporada de Verano.

Sin embargo, Melisandre se refería a otra idea, el cual era la encarnación de dos arquetipos de gobernantes muy diferentes, Daenerys Targaryen y Jon Snow. Dany venía del ardiente desierto al otro lado de los océanos, y Jon era del helado norte. El romance que surgió entre ambos dio fruto a un poderoso ejército de fuerzas combinadas, lo suficientemente fuerte como para tomar King’s Landing de Cersei Lannister.

Las muertes de los Tres Reyes

No muchos de los reyes de Westeros viven largas y prósperas vidas, lo que a menudo los lleva a ser paranoicos en lugar de valientes. Melisandre pensó que Stannis Baratheon sería un rey digno del Trono de Hierro, y tal vez incluso sería el legendario héroe Azor Ahai.

Para hacerle creer a Stannis que sus profecías eran reales, ella usaría la sangre de él para realizar un encantamiento en el fuego que revelaría la identidad de tres reyes que morirían para que él pudiera salir victorioso: Robb Stark, Balon Greyjoy y Joffrey Baratheon. En poco tiempo, Joffrey murió envenenado, Robb fue asesinado en la Boda Roja y Balon cayó de un puente.

La Rueda se ha roto finalmente

Sinceramente, es más una declaración de intenciones que una profecía. Daenerys Targaryen le dijo a Tyrion Lannister en la quinta temporada que ella sería la que “rompería la rueda”. Se refirió a la “rueda” de la inevitable sucesión monárquica, donde reyes y reinas se asesinaban una y otra vez para llegar al Trono de Hierro, y solo la gente de Westeros sufría.

Y lo hizo. Rompió la rueda. No sólo liberó a innumerables esclavos, sino que su infernal intento de reclamar el Trono de Hierro llevó a que los señores de Westeros decidan que el linaje ya no dictaría quién se sentaría en él, sino un voto de ellos (de entre ellos) sobre quién representaría mejor al pueblo.


Ver más sobre las novedades de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram, Youtube y TikTok.