Las teorías más alocadas de Game of Thrones que no se llevaron a cabo

Estas son las mejores y descabelladas teorías no vistas o cumplidas en pantalla sobre Juego de Tronos que los fanáticos anhelaban ver.

La serie de televisión “Game of Thrones” de HBO será recordada principalmente por dos cosas: un final decepcionante y una legión de fanáticos que piensan que podrían haberlo hecho mejor. 

Debido a que el mundo creado por George R.R. Martin en sus novelas es tan intrincado, y el texto original está tan lleno de pistas sobre los diversos secretos de la serie, los fanáticos de “Canción de Hielo y Fuego” son los maestros indiscutibles de las teorías dementes, y a medida que avanzaba la adaptación televisiva, esas alocadas ideas sobre lo que podría suceder se abrieron paso en Game of Thrones. 

Cabe agregar el hecho de que cada temporada sucesiva de la serie empezó a ser menos fiel al material original (pues eventualmente superó la saga incompleta de libros), lo que hizo que los lectores pronosticaran lo que realmente verían, llegando a todos los seguidores un sinfín de especulaciones, que al final solo quedarían en eso, en especulaciones.

Por supuesto, no había nada que hacer. La mayoría de las teorías (con la excepción de la más popular: Jon Snow era un Targaryen y heredero del Trono de Hierro) no terminaron siendo ciertas. Pero eso no significa que no sea divertido volver ahora y recordar algunas de las locas ideas que los fanáticos se aferraron desesperadamente durante el tramo final de la serie. Estas son las teorías más descabelladas de Juego de tronos que no se cumplieron y que muchos anhelaban ver en pantalla.

Catelyn Stark volvería de entre los muertos

La mayoría de las teorías de los fanáticos en los últimos días de la serie eran completamente especulativas, puesto que se construía un conjunto de evidencias para respaldar un argumento, pero rara vez había algo que pareciera una prueba real. 

La única excepción fue la teoría, y la esperanza, de que Catelyn Stark volvería de entre los muertos, un evento que los fanáticos de los libros habían pasado años esperando ver. Después de su muerte en la Boda Roja en la tercera temporada, simplemente se asumió que una de las siguientes temporadas mostraría la imagen de la matriarca Stark abriendo sus ojos no muertos; esto fue por una buena razón: sucedió en los libros. 

La tercera entrega de la serie de Martin, Tormenta de Espadas, termina con la revelación de que Catelyn ha vuelto a la vida gracias a la Hermandad sin Estandartes, cuyo líder, Beric Dondarrion, había resucitado de manera similar. Siendo alguna vez una mujer cálida y compasiva, Catelyn ahora es una renacida amargada, que se hace llamar Lady Stoneheart y no desea nada más que una sangrienta venganza contra los Lannister y la traidora Casa Frey. Con Beric finalmente sucumbido a la muerte, Stoneheart asume el liderazgo de la Hermandad, que se convierte en retorcida una burla de lo que alguna vez fue. Este es un hecho bastante importante que, según pensaron los fanáticos, nunca podría quedarse fuera.

Al final, la serie omitió todo. Después de todas esas temporadas de expectante espera, Catelyn nunca regresó. En cambio, Beric duró más de lo pensado hasta la temporada 8, y los Frey finalmente fueron masacrados por la hija de Catelyn, Arya Stark.

Syrio Forel era realmente Jaqen H’ghar disfrazado

Una de las teorías más populares entre los fanáticos de los libros involucró a Syrio Forel, el espadachín Braavosi que (tanto en los libros como en la serie) sirvió como el “maestro de baile” de Arya Stark. Visto por última vez enfrentándose a un caballero de la Guardia Real, Syrio se sacrificó para que Arya pudiera escapar.

Naturalmente, Arya asumió que estaba muerto, y como nunca supimos lo contrario, muchos fanáticos también lo hicieron. Pero más tarde, Arya conoció a Jaqen H’ghar, un asesino que había sido sacado de las Celdas Negras en King’s Landing, demostrando luego la capacidad de cambiar su apariencia, aparentemente por arte de magia. 

Esta teoría sostiene que Syrio y Jaqen son la misma persona, que Syrio fue derrotado, pero llevado a las Celdas Negras en lugar de ser asesinado, donde se transformó en el hombre que Arya conoce como Jaqen. Esto explicaría el interés de Jaqen en Arya y por qué podría estar interesado en la idea de que ella complete su entrenamiento.

Si los lectores esperaban que Game of Thrones confirmara la teoría, no tuvieron suerte. En la serie, Jaqen apareció nuevamente como el instructor de Arya en la Casa de Blanco y Negro (un papel que desempeña en los libros el misterioso Hombre Bondadoso), y nunca se reveló que fuera Syrio disfrazado. Fue un poco desalentador para los defensores de la teoría, ya que habría sido una revelación bastante fácil de incluir en el programa, pero tal vez simplemente no pudieron lograr que el actor Miltos Yerolemou (quien interpretó a Syrio en la serie) volviera para filmarlo.

Cersei Lannister sería asesinada por Jaime (o Arya fingiendo ser Jaime)

La quinta temporada de Game of Thrones empezó con un flashback: una joven Cersei Lannister, a quien una siniestra anciana llamada Maggy le adivinaba su fortuna. 

La bruja le informó a Cersei que se convertiría en reina, aunque sería destituida, y que tendría tres hijos, los cuales todos morirían. Los lectores esperaron expectantes la parte final de la profecía … pero nunca llegó. En los libros, Maggy también le dijo a la joven Cersei que sería asesinada por “el valonqar”, un término que significa “hermano pequeño”. Esta es parte de la razón por la que Cersei odiaba tanto a su propio hermano pequeño, Tyrion.

A pesar de la ausencia de la profecía del valonqar, muchos fanáticos seguían convencidos de que Cersei sería asesinada al final de la serie, aunque no por Tyrion. La sabiduría popular decía que el valonqar en realidad se refería a Jaime, quien, a pesar de ser el gemelo de Cersei, técnicamente salió del útero en segundo lugar. Luego estaba la específica teoría de la serie de los “ojos verdes”, que se derivó de la profecía de Melisandre de que Arya Stark mataría a personas con ojos verdes, marrones y azules. Después de asesinar a Walder Frey de ojos marrones y al Rey Nocturno de ojos azules, parecía plausible que Cersei de ojos verdes fuera la siguiente, y tal vez, Arya lo haría disfrazada del hermano pequeño de Cersei.

Por supuesto, no sucedió tal cosa. Cersei y Jaime murieron aplastados por la caída de rocas, en lo que sigue siendo una de las decisiones más controvertidas del final de la serie.

Jon Snow (o tal vez Daenerys Targaryen) era el ‘Príncipe que fue prometido’

Game of Thrones nunca procuró apegarse a las profecías. Siempre ha sido un elemento básico de las novelas de Martin: interpretar las diversas visiones del futuro de los libros es una actividad favorita de los fanáticos, y en este punto, suficientes de ellos se han hecho realidad como para que los eventos profetizados se sientan como algo real en el mundo de Westeros. Pero dado que la serie rara vez los incluyó, y aparentemente no sintió la obligación de cumplirlos cuando lo hizo, la teoría del ‘Príncipe que fue prometido’ (un héroe profetizado destinado a empuñar una espada mágica y luchar contra los Caminantes Blancos) perdió su valor. 

El principal promotor de esta leyenda en particular fue Melisandre, quien proclamó en la segunda temporada que Stannis Baratheon se convertiría en el Príncipe. Después de la muerte de Stannis, Melisandre cambió su elección al resucitado Jon Snow, aunque en la séptima temporada se desvió de su camino para sugerir que el Príncipe, que también podría ser una Princesa, probablemente sea Daenerys.

Hilarantemente, no solo la verdadera identidad del ‘Príncipe que fue prometido’ nunca es revelada adecuadamente, todo el concepto se abandonó por completo en la octava temporada. De acuerdo, la idea de que fuera Daenerys se volvió difícil de imaginar por el final de la serie, a menos que el destino del héroe prometido sea ser apuñalado. Sin embargo, realmente parecía que iba a ser Jon. ¿Y quién sabe? Tal vez lo fue. 

Jon Snow mataría al Rey de la Noche

Si hubiera una forma en que Jon pudo haber demostrado que era el héroe que predijo la profecía, habría sido matar al Rey de la Noche, poniendo así fin a la amenaza de los Caminantes Blancos de una vez por todas. Incluso sin tener en cuenta todo el asunto del ‘Príncipe que fue prometido’, la mayoría de los fanáticos esperaba que Jon fuera quien finalmente acabaría con el líder de los zombis de hielo. 

Simplemente tenía sentido. El Rey de la Noche había sido el principal enemigo de Jon desde el final de la quinta temporada, cuando se miraron en el aclamado episodio “Hardhome”. Los Caminantes Blancos, la Larga Noche, la Guardia de la Noche, el terror que venía hacia el sur desde Más allá del Muro: estos parecían representar el objetivo principal de los hilos de la trama de Jon. Matar al Rey de la Noche habría sido la conclusión lógica del personaje.

De hecho, era tan lógico que los showrunners decidieron no escribirlo. Kit Harrington, por su parte, le dijo a Maisie Williams que le habían informado durante la tercera temporada que él acabaría con el líder del ejército de los muertos. Sin embargo, al final no fue así.

“No queríamos que fuera Jon porque siempre está salvando el día”, explicó David Benioff  en 2020, hablando de este cambio. Entonces, se optó por convertir a Arya en la heroína, saltando desde la oscuridad para derribar al Rey de la Noche con una daga de acero valyria. La elección no tuvo resonancia narrativa o temática alguna, dejando a Jon sin nada que hacer durante la batalla, más que gritarle inútilmente a un dragón.

Bran era el Rey de la Noche

Hablando del Rey de la Noche, había otra popular teoría sobre el despiadado villano de hielo favorito de todos que se dirigía a la temporada final de la serie. Además de Jon, Bran fue el otro protagonista central con conexiones clave con el Rey de la Noche; ambos transformados por los Hijos del Bosque, Bran incluso había usado su habilidad de verdevidencia para presenciar la creación del Rey de la Noche. 

Se sabía que el Rey Nocturno tenía un odio particular por Bran, quien lo llevaría al árbol arciano de Winterfell durante la batalla final. Sin embargo, muchos fanáticos creían que su conexión era aún más profunda: que el Rey Nocturno era en realidad una versión desplazada en el tiempo del propio Bran .

Esta teoría señalaba que la verdevidencia de Bran, combinada con su capacidad de cambiapieles (poseer los cuerpos de animales y personas), le permitiría enfrentarse a alguien en el pasado distante. Además, le habían advertido en numerosas ocasiones sobre los peligros de quedarse atrapado en el cuerpo de otra persona. La idea era que Bran, en un esfuerzo por detener a los Caminantes Blancos impidiendo que el Rey de la Noche los creara, retrocedería en el tiempo, se introduciría en él y quedaría atrapado. Luego viviría el resto de sus años, volviéndose cada vez más amargado y librando una guerra contra todos los seres vivos, hasta que finalmente se encontraría cara a cara con su yo más joven en el Bosque de Dioses de Winterfell.

Lo que podría haber ocurrido está en debate, pero en realidad no importa, porque nunca sucedió.

Los White Walkers volverían en el episodio final (y posiblemente ganarían)

Todos tuvieron su propia reacción a “The Long Night”, el tercer episodio de la temporada final de Game of Thrones, pero la reacción de la mayoría de los fanáticos fue probablemente algo como: “¿Eso es todo?”.

Los Caminantes Blancos, después de todo, eran los presuntos grandes males de toda la serie, el único enemigo que era más importante que las disputas políticas de la nobleza. La Larga Noche se anticipó como la guerra para poner fin a todas las guerras, la última resistencia de la humanidad contra las fuerzas del frío y la oscuridad. Entonces, cuando terminó esa trama a la mitad de la temporada, con el Rey de la Noche y sus fuerzas destruyéndose y casi todos los personajes principales aún vivos, los fanáticos estaban confundidos.

Algunos creían que los Caminantes Blancos no se habían ido para siempre; la serie seguramente terminaría con Jon Snow descubriendo evidencia de que de alguna manera todavía estaban por ahí. Martin, por su parte, ha descrito el final planeado de sus libros como “agridulce”, y ese final habría cumplido los requisitos. 

Otros, sin embargo, se convencieron de que los Caminantes Blancos regresarían en el último episodio de la temporada, creando la idea de un final agridulce a su extremo lógico planteando que el Rey de la Noche ganaría la guerra y mataría a la mayoría de los protagonistas. Esta teoría fue aparentemente reforzada por David Benioff cuando se negó a responder una pregunta de Jimmy Kimmel sobre si los Caminantes Blancos realmente se habían ido. 

Al final resultó que el final sorpresa de esta historia fue que no hubo ninguna sorpresa.

Toda la magia en Westeros sería destruida

Una última teoría sobre la destrucción del Rey de la Noche habría remodelado por completo el mundo de Juego de Tronos tal como lo conocemos. Es un poco ligero en los detalles, pero la idea era que para destruir al Rey Nocturno, la magia en general tendría que ser destruida. 

Así es, dragones, lobos huargos, gigantes, los Hijos del Bosque, el Muro, Bran y su estado como el Cuervo de Tres Ojos, todo eso simplemente tendría que ser erradicado. Nadie que trabajaba en la teoría estaba muy seguro de cómo sucedería esto, pero al final, Westeros estaría completamente libre de magia (incluida cualquiera que pudiera volver a animar a los zombis de hielo). Incluso durante el tramo final, los defensores de esta teoría tenían muchas cosas a su favor cuando llegó la octava temporada: el Muro había sido roto, los Hijos del Bosque y los gigantes se habían ido, la mayoría de los lobos huargos estaban muertos y Dany ya había perdido un dragón.

La teoría probablemente provino de lectores de libros que buscaban una trama secundaria de las novelas que nunca aparecieron en el programa. Ciertamente hay algo sucediendo en los libros con respecto a la magia, sin embargo, se podría argumentar más fácilmente que la magia estaba regresando a este mundo en lugar de dejarlo. También parecía haber un complot entre los Maestres de la Ciudadela para mantener la magia fuera del mundo para siempre, aunque los detalles nunca se han revelado. 

Independientemente de lo que pudo haber sucedido, ahora es el propio Bran quien está gobernando Westeros, por lo que la magia todavía está muy presente.

Tyrion era un Targaryen (versión algo coherente)

La teoría más popular relacionada con los libros o la serie se volvió tan ampliamente aceptada que su nombre se ha vuelto omnipresente entre los fanáticos: R + L = J.  

Esta teoría postula que Jon Snow era en secreto un Targaryen, hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Incluso antes de que Game of Thrones confirmara la teoría, los lectores de libros estaban seguros de ello y ya habían centrado su atención en quién más podría ser un Targaryen secreto. Después de todo, una de las profecías que Daenerys aprendió en los libros fue que “el dragón debe tener tres cabezas”, lo que implica que había dos Targaryen adicionales (y posibles jinetes de dragones), no solo uno. El candidato más fuerte para ese papel siempre pareció ser Tyrion Lannister.

En realidad, hay más evidencia para apoyar esto de lo que piensan, particularmente en los libros, donde aprendimos de antemano sobre la fascinación de Tyrion por los dragones. Los libros también revelaron que Aerys Targaryen (el padre de Daenerys) tenía algo por la esposa de Tywin Lannister. Teniendo en cuenta la constante negativa de Tywin de reconocer a su hijo enano como heredero, o de hecho, a tratarlo como a un hijo, el caso del Rey Loco como el verdadero padre de Tyrion parece algo admisible.

“El dragón debe tener tres cabezas” nunca apareció en la serie, pero los fanáticos aún tenían la esperanza de poder ver a Tyrion montar uno de los dragones de Daenerys al final. En esto, como en tantas cosas relacionadas con la temporada final de Juego de Tronos, los fanáticos deben haberse sentido decepcionados.

Tyrion era un Targaryen (versión completamente loca)

Hay una segunda teoría sobre cómo Tyrion pudo haber terminado teniendo sangre de Targaryen, pero querrán ponerse el cinturón para esta, porque se vuelve bastante salvaje. Según esta teoría, Tyrion en realidad no tiene sangre de Lannister, porque sus verdaderos padres eran Daenerys Targaryen y Khal Drogo.

¿Recuerdan cómo Dany quedó embarazada del hijo de Drogo, que se suponía que era “el semental que monta el mundo”, pero que en realidad nació muerto y monstruosamente deformado? Existe esta teoría llamada el “feto que viaja en el tiempo” sostenida por Mirri Maz Duur, la bruja que dio a luz al bebé, quien en realidad lo envió al pasado y al útero de Joanna Lannister. Luego, su verdadero hijo fue enviado al útero de Dany, pero no sobrevivió al proceso. 

Según Mirri Maz Duur en las novelas, el bebé “llevaba años muerto”. Tanto en los libros como en la serie, le dijo a Dany que Drogo volvería a ella “cuando el sol salga por el oeste y se ponga por el este”, lo que los defensores de esta teoría afirman que era una indicación de un cambio en el tiempo. Entonces, cuando Tyrion cruzó el mar y se paró ante Daenerys, de alguna manera, Drogo volvió a ella en la forma de su hijo.

Hay más que eso, pero es extremadamente improbable que esta teoría resulte cierta en los libros de Juego de tronos, y obviamente no sucedió en el programa. Honestamente, probablemente haya sido lo mejor, porque nadie quiere ver a Tyrion deseando a su propia madre.

Varys era un tritón

Es posible que hayan pensado que estas locuras se agotaron, pero hay una teoría más de los fanáticos para mencionar que es una maravilla.

Tanto en los libros como en la serie de televisión, algunos creen que Varys (interpretado por Conleth Hill) era en realidad una criatura de las profundidades del agua. En los libros, hay criaturas marinas míticas llamadas merlings, que son lo mismo que las sirenas y los tritones de nuestra mitología del mundo real. 

La teoría sostiene que Varys, y su amigo al otro lado del mar, Illyrio Mopatis, son en secreto merlings, manipulando a los humanos en la superficie para beneficiar a su propia gente. En realidad, hay muchas personas que podrían ser merlings, según esta teoría, pero Varys e Illyrio son los principales. Supuestamente, su objetivo es traer de vuelta a los dragones, llevarlos al Norte y derretir el Muro, elevando los mares e instituyendo un nuevo mundo gobernado por los merlings. Eso es un plan maestro.

Como era de esperar, las evidencias de esta teoría son escasas, pero sus partidarios deben haber estado encantados en la segunda temporada, cuando Tyrion amenazó con arrojar a Varys al mar. “Es posible que se sienta decepcionado con los resultados”, respondió Varys. “Las tormentas van y vienen, los peces grandes se comen a los peces pequeños y yo sigo remando”. 

Los seguidores de esta idea deben haber quedado devastados cuando fue quemado hasta morir, aparentemente sepultando la teoría de “Varys es un tritón” para siempre.

 

Ver más sobre las teorías de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.