“The Children”, el mejor final de todas las temporadas de Juego de Tronos.

Este es el post original de la versión escrita y publicada en la edición web de la revista Cosas.

Tras nueve semanas de episodios dominicales, como si de misas parroquiales se tratasen, este domingo veremos “The Children” (Los niños), el capítulo final de la cuarta temporada 4 de Juego de Tronos, final que – me atrevo a afirmar- superará cualquier otro desenlace que se haya visto en temporadas anteriores, y no solo porque lo digan los mismos productores de la serie, sino por las múltiples consecuencias que se desencadenaran en este episodio. Pasemos al detalle.

SPOILERS: Aquí se revelarán algunos elementos de la trama presentes en los últimos capítulos.

Luego de este final de temporada, en "Game of Thrones" ya nada será igual.

Luego de este final de temporada, en “Game of Thrones” ya nada será igual.

Lannister contra Lannister
Tyrion Lannister, el personaje favorito de todos, ha sido sentenciado a muerte. Su carismático paladín perdió el duelo y la vida, y el pequeño león se ha quedado completamente solo. Creo que este es el desenlace que más nos importa. Seguimos al pequeño Lannister desde el inicio de la serie y hemos visto cómo se ha ganado un lugar en la historia de Westeros (y en nuestros corazones), y también, como se ha librado de múltiples y adversas circunstancias, gracias a su agudo ingenio y su sarcástico humor. Pero esta vez es diferente, un Lannister siempre paga sus deudas, y para su propia sangre, Cersei y Tywin, él tiene una deuda muy grande con ellos desde que nació, y sea justo o no, se la cobrarán ahora. Lo único claro – y en este punto, creo que varios concordarán conmigo – pase lo que pase con Tyrion, el Juego de Tronos, ya no será lo mismo.

Jon Snow cruza nuevamente el Muro
Muy al norte, la reducida Guardia Nocturna ha sobrevivido al ataque inicial de los Salvajes. Jon Snow se ha alzado como nuevo líder y para evitar una masacre mayor ha cruzado el Muro en busca del rey de los Salvajes (algo que difiere en los libros). ¿Logrará, él solo, llegar hasta Mance Rayder y evitar el colapso del Castillo Negro? En este punto surge otra pregunta: ¿Dónde está Stannis Baratheon, quien debía ir hacia el norte, donde se librará “la verdadera guerra”?

Khaleesi, la rompedora de cadenas
La Madre de Dragones aún no tiene un ejército suficiente para reclamar el Trono de Hierro, se ha dedicado al burocrático oficio de reinar las ciudades liberadas. Por supuesto los guionistas no van a dejar en stand by a un personaje tan importante y nos darán alguna sorpresa. ¿Qué hará Khaleesi sin el apoyo y guía del desterrado Jorah Mormont? ¿Quién tomará su lugar?

¿Arya y Sansa se reencuentran?
En este punto, la posibilidad de un reencuentro entre las hermanas Stark es enorme. Pero también es parte del juego que hacen los guionistas de la serie, que siempre dan sorpresas pero no hacen grandes cambios a la historia original; tal como sucedió en la temporada anterior con el casi reencuentro entre Bran, Rickon Stark y Jon Snow, cuando este último guiaba a los salvajes al sur del Muro.

Bran, el vidente.
Por último, tenemos a Bran Stark, acompañado por los hermanos Reed y el entrañable Hodor, yendo más allá del Muro en busca del cuervo de tres ojos que ve en sus sueños. Y aquí llegamos al punto del porqué este capítulo se llama así, “los niños”. ¿A qué niños se refiere? ¿A los niños Stark, o a nuevos personajes? Pronto lo sabremos.

Este último episodio durará 66 minutos, diez más que el tiempo promedio de los episodios de la temporada, pero dudamos que sean suficientes para todo lo que deba pasar. Aún sí, por todos los desenlaces previstos, creo que éste será el mejor final de todas las temporadas de Juego de Tronos.