Teoría explicada: Los nombres de los lobos huargos presagiaron el destino de los Stark

Juego de Tronos sigue revelando diversas teorías como ahora la que señala cómo los nombres de los lobos presagiaron el destino de los Stark.

Además de proporcionar pistas sobre las historias de cada Stark, los lobos huargos eran un aspecto integral de la identidad de la Casa Stark. Destacando en el sello de la familia, los lobos huargos eran conocidos por tener una conexión especial con los miembros históricos de la Casa Stark mientras lideraban el Norte.

Después de estar prácticamente extintos durante 200 años, el regreso de los lobos huargos a Winterfell en el primer episodio de Game of Thrones fue producto de un cambio en Westeros que afectaría a toda la serie, el regreso de los Caminantes Blancos.

TAMBIÉN DEBES LEER: ¿Cómo sería la Tierra si tuviera un invierno como el de la serie?

Después de ejecutar a un desertor de la Guardia de la Noche, Ned Stark y sus hijos se encontraron con una madre loba huargo muerta que había dejado seis cachorros huérfanos; justo uno para cada niño Stark, incluido el supuesto bastardo de Ned, Jon Snow. El cachorro gris acertadamente llamado Grey Wind fue para el hijo mayor Robb, Lady para Sansa, Nymeria para Arya, Summer o Verano para Bran, Shaggydog o Peludo de pelo negro para el hijo menor Rickon, y el enano blanco Ghost se fue con Jon. Una vez que los Stark se separan durante la primera temporada de la serie, sus lobos huargos sirven como conexiones cercanas a su familia, su herencia y hogar.

Nunca hubo nada igual como la popularidad de los lobos huargos de los Starks en Game of Thrones, por ello los fanáticos presionaban constantemente para que tuvieran más inclusión durante la historia. Muchos de los lobos huargos siguieron su propio camino a lo largo de la serie, teniendo muertes prematuras o separándose de sus amos, destacando a Ghost quien estuvo al lado de Jon en el Muro. Los lobos huargo no solo eran importantes para el Norte o para las identidades de los niños Stark, sino que sus nombres también tuvieron un papel importante en el presagio del destino final de sus humanos.

La muerte de Ned dejó a sus hijos dispersos

Tanto la madre anónima de la camada de lobos huargos como el padre de los niños Stark tuvieron muertes tempranas y trágicas en Game of Thrones. En el primer episodio, la madre huargo murió después de ser atacada por un ciervo, dejando sin líder y dispersos a sus seis cachorros. En el noveno episodio de la primera temporada de Game of Thrones, Ned muere al mando del rey Joffrey Baratheon, lo que provocó que sus seis hijos se encuentren dispersos en Westeros y pierdan a su amado padre. 

El simbolismo entre las dos muertes se puede ver con el cuello del lobo huargo empalado por las astas de un ciervo y el cuello de Ned cortado por un sirviente de la Casa Baratheon, cuyo emblema es un ciervo. Las circunstancias de sus muertes también fueron similares, y ambos se encontraron con su desaparición prematura después de viajar hacia el sur tras una ausencia prolongada en el norte.

El rápido reinado de Robb Stark fue como un viento gris

Tan pronto como el joven Robb llegó al poder como heredero de su padre y se volvió Rey en el Norte, fue asesinado por sus enemigos. Las hazañas de Robb en el campo de batalla, de corta duración pero notables, pueden verse simbólicamente como un viento gris. Como lobo rápido y poderoso al lado de Robb en la batalla, Grey Wind (Viento Gris) también estuvo a la altura de su nombre. 

Desafortunadamente, Grey Wind y Robb murieron el mismo día cuando los Freys los traicionaron y los mataron en la Boda Roja de la tercera temporada de Game of Thrones. Como una brutal mofa a la Casa Stark, los Frey cortaron la cabeza de Grey Wind y la montaron encima del cadáver de Robb.

Jon Snow murió y resucitó, convirtiéndose en un fantasma de su antiguo yo

Cuando Jon Snow se unió a la Guardia de la Noche, Ghost se convirtió en su única conexión real fuera de sus hermanos y su padre, más aún porque nunca fue condenado al exilio como bastardo con su lobo huargo. Si bien Jon llamó a su lobo huargo Ghost (Fantasma) solo porque tenía un pelaje completamente blanco, el nombre adquiere un simbolismo mucho mayor en la historia de Jon en Juego de Tronos. 

Después de ser traicionado por hombres de la Guardia de la Noche como su Lord Comandante, Jon fue asesinado a sangre fría cuando varios de sus hombres lo apuñalaron en el pecho. Aunque fue declarado muerto, Ghost protegió su cuerpo.

Posteriormente, Davos reclutó a Lady Melisandre para resucitar a Jon Snow de entre los muertos, lo que hizo con éxito al comienzo de la sexta temporada de Game of Thrones. Después de ello, Jon lidia en cómo ser un fantasma vivo en la Tierra, no siendo realmente la versión completamente viva de sí mismo.

Similar a Robb desapareciendo de la prominencia como un viento gris, el final definitivo de Jon en la serie, donde dejó Westeros para vivir más allá del Muro, lo vio desaparecer abruptamente del liderazgo como un fantasma. Se convirtió en la figura central de Game of Thrones que unió hielo y fuego como un hijo de Stark y Targaryen, aunque una vez que terminó la lucha, se marchó, dejando solamente el fantasma de su grandeza y legado en los Siete Reinos.

Sansa no solo se convirtió en un dama, sino en una Reina

En Game of Thrones, el lobo huargo de Sansa Stark fue el primero en morir, ya que fue asesinado como resultado de que el lobo huargo de Arya mordiera a Joffrey. Estar sin Lady (Dama) en la capital fue difícil para Sansa quién le costó adaptarse a su profunda soledad; no tener a su loba a su lado fue como perder una parte de su conexión con su hogar. Con el tiempo volvió a encarrilarse y se dedicó a preservar la memoria de Winterfell y a conectarse con su familia, todo lo cual tuvo que hacer sin la compañía de su lobo huargo.

En la correlación más directa entre el nombre del lobo huargo y el destino de la joven Stark, Sansa terminó convirtiéndose en una dama muy respetada en Westeros. Al ser de noble cuna, Sansa siempre tuvo el título de dama, pese a que se había vuelto en la Dama de Winterfell tras la muerte de Catelyn, Ned y Robb y las desapariciones de Bran y Rickon. 

Una vez que Sansa finalmente pudo recuperar Winterfell de las manos de Ramsay Bolton con la ayuda de Jon, asumió por completo sus responsabilidades como dama noble en Westeros mientras se le asignaba un deber aún mayor como Guardiana del Norte. La confianza y capacidad de liderazgo de Sansa no se detuvo con el estatus de Dama; los hombres del Norte la eligieron Reina del Norte en el final de Game of Thrones, donde presionó para que el Norte se convirtiera en su propio reino soberano.

Arya se convirtió en una gran aventurera como la princesa Nymeria

El tiempo de Nymeria y Arya juntas fue más corto que el de Sansa con Lady, ya que Arya dejó que su lobo huargo sea libre en la naturaleza para evitar que la mataran por morder a Joffrey. Arya anhelaba a Nymeria y a su conexión con Winterfell y su hogar como Sansa lo hacía con Lady, pero debido a que su huargo aún vivía, Arya y Nymeria se reunieron en la  séptima temporada de la serie. Nymeria se había convertido en la líder de una manada de lobos, viviendo en la naturaleza más al sur de lo que cualquier otro lobo se atrevería a ir.

Más detalladamente en las novelas de Canción de Hielo y Fuego, Arya nombró intencionalmente a su lobo huargo Nymeria debido a que idolatraba a la histórica princesa Nymeria de Westeros. En las historias de Game of Thrones, Nymeria fue una princesa de los Rhoynar que, como líder y aventurera nativa, llevó a los Rhoynar a Dorne, donde gobernaría durante dos décadas. Ella era conocida como la “reina guerrera”, comandando y liderando a sus ejércitos en el campo de batalla, lo que la convirtió en la guerrera de voluntad fuerte en la que Arya quería convertirse. 

Nymeria también fue conocida como una magistral viajera, habiendo comandado legendariamente diez mil barcos que vagaban por los mares del sur. Nymeria descubrió varias islas y pueblos en sus aventuras, que es el tipo de aventura que Arya emprende en el final de Game of Thrones cuando zarpa para encontrar lo que está al oeste de Westeros.

Bran trajo el verano de regreso a Westeros

Si uno de los niños Stark tenía una conexión profunda con su lobo huargo, ese era Bran con Summer (Verano). A través de Summer, Bran descubrió que era un warg (cambiapieles), pudiendo habitar la mente de Summer y controlar sus movimientos en un estado de ensueño. Aparte de Ghost, Summer fue uno de los lobos huargos más duraderos que apenas dejó la compañía de su humano durante la serie. 

Summer también ayudó a Bran a encontrar al Cuervo de tres ojos más allá del Muro, mostrándole el arciano. Una vez que Bran se convirtió por completo en el Cuervo de tres ojos, Summer murió mientras lo protegía de una horda de caminantes en la sexta temporada.

Aunque Summer murió en el duro invierno más allá del Muro, su nombre fue importante para presagiar el papel de Bran en la salvación de Westeros. A través de la conexión de Bran con el Rey de la Noche, vio lo que vendría a los Siete Reinos y cómo evitar que los caminantes fueran más allá de Invernalia, sabiendo que el líder quiere al propio Bran.

Bran le había dado a Arya la hoja de acero valyrio sabiendo que la hundiría en el Rey Nocturno y destruiría a todos los Caminantes Blancos. Al manipular estratégicamente la Batalla de Winterfell para distraer al Rey Nocturno y permitir que Arya lo matara, el plan de Bran terminó con la Larga Noche de invierno y finalmente trajo un verde verano de regreso a Westeros.

La corta vida de Rickon fue áspera y enmarañada

Considerado como el Stark olvidado, ni Rickon ni su lobo huargo Shaggydog (Perro peludo/enmarañado) tuvieron un papel destacado en la trama de Game of Thrones. El lobo huargo de Rickon era el más agresivo de la camada, dando honor a su nombre como un ser salvaje. Después de ser separado de Bran antes de que su hermano fuera más allá del Muro, Rickon partió con Osha al Último Hogar de la Casa Umber acompañados de Shaggydog. 

Durante las siguientes tres temporadas, se desconoció el paradero de Rickon y Shaggydog. Sin embargo, su aparición como prisionero de Ramsay Bolton en la Batalla de los Bastardos de Game of Thrones sugiere que él y Osha estuvieron sobreviviendo en la naturaleza y buscando basura. Ramsay reveló que le cortó la cabeza a Shaggydog y se la presentó a Jon Snow como prueba de que mantiene cautivo a Rickon. 

La última aparición de Rickon en Game of Thrones también es enmarañado, descuidado, con el pelo y la ropa alborotados, así como las tácticas de supervivencia de un salvaje. Tuvo que vivir como uno de los perros de Ramsay bajo su vigilancia, siendo retenido y enviado a correr a un campo antes de que Ramsay le disparara una flecha en la espalda.

Ver más sobre las teorías de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.