Juego de Tronos: Kit Harington revela que detestó grabar las escenas con los dragones

El actor ha hablado sobre su experiencia grabando los momentos en los que su personaje montaba a los hijos alados de Daenerys.

Kit Harington, el actor que ha dado vida durante ocho temporadas a Jon Nieve en Juego de Tronos, ha reconocido que odio el rodaje de las escenas con dragones.

DEBES LEER: Natalia Tena despotricó por una hora tras ver el final de Juego de Tronos

En concreto, aquellas en las que el frustrado heredero al Trono de Hierro monta a los hijos alados de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke).

En una pequeña entrevista con THR, Harington ha comparado ese momento del rodaje de la octava entrega con la épica Batalla de los Bastardos.

El intérprete ha declarado que prefirió sentir la claustrofobia y el barro del enfrentamiento contra Ramsay Bolton (Iwan Rheon) a subirse a la caja mecánica usada en las escenas con dragones.

Juego de Tronos: Kit Harington odio grabar escenas con dragones

Emilia llevaba quejándose de eso durante temporadas y yo pensaba: “Sí, sí, sí. Lo que sea. No has estado en el barro en el Norte de Irlanda. ¿Una caja en una habitación calentita?”

Pero estaba en lo cierto. Fue horrible. No es interpretación. Nunca será interpretación y no es para lo que firmé. Pero quedó bien, ¿verdad? ¡Fue horrible! Como hombre, era muy incómodo. No lo recomiendo. No creo que pueda tener descendencia”

¿Te gustó el momento Cómo entrenar a tu dragón de Jon Nieve en el final de Juego de Tronos?

El desenlace de la serie de HBO no ha gustado demasiado a los fans de la ficción. No obstante, puede que la cadena consiga recuperar la confianza de los seguidores del mundo creado por George R.R. Martin con la precuela, que lleva por título provisional Blood Moon.

La historia estará ambientada miles de años antes de los eventos ocurridos en la ficción original y contará con Naomi Watts como protagonista.

El guion del último episodio de ‘Juego de Tronos’ revela por qué Drogon quemó el Trono de Hierro

HBO ha liberado el guión del último episodio y hemos podido conocer algo más de qué ocurría en la cabeza del dragón a la hora de quemar el Trono de Hierro.

A diferencia de muchos de sus personajes, parece que ‘Juego de Tronos’ no va a morir nunca. Por un lado, HBO sigue firme en su empeño de lanzar spin-offs de la serie.

Por otro, algunos fans siguen intentando digerir un final que no contentó a muchos. Pocas escenas de los últimos episodios han pasado sin críticas y hoy le toca el turno a la escena en la que Drogon achicharra el trono de Poniente.

HBO liberó el guión del último episodio y hemos podido descubrir sobre qué ocurría en la cabeza del dragón. A pesar de las interpretaciones de los fans, sus razones son algo más mundanas de lo que nos gustaría.

Juego de Tronos: Kit Harington odio grabar escenas con dragones

Drogon mira hacia Jon. Vemos el fuego preparándose en su garganta.

Jon también lo ve. Se prepara para morir.
Pero la ráfaga no es para él. Drogon quiere quemar el mundo pero no quiere matar a Jon.

Drogon escupe fuego sobre la pared del fondo, haciendo añicos lo que queda de los grandes bloques de piedra roja.
Miramos sobre el hombro de Jon mientras el fuego barre la sala hacia el trono– no es el objetivo de la ira de Drogon, simplemente es un testigo inmóvil atrapado en la deflagración.

Miramos a través de las espadas del trono a medida que las llamas se lo tragan y chocan con la pared que hay tras él.
Vemos el trono entre las llamas, volviéndose rojo y después blanco para terminar perdiendo su forma.

Vemos planos detalle de la silueta que se derrite: los reposabrazos, el icónico abanico de espadas del respaldo.

El fuego se detiene. El humo se despeja revelando un charco de escoria humeante en el lugar en que antes se alzaba el trono.
¿Quién se sentará en el Trono de Hierro? Nadie.”

Ver más sobre la Octava temporada de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.