Juego de Tronos: Esta es la historia real del apodo de Tormund según los libros

Por su carácter tosco y sus rudas maneras, Tormund se ha convertido en uno de los personajes favoritos de Game of Thrones, pero ¿a qué se debe el origen de su apodo “Matagigantes”? Aquí te lo contamos.

Apenas sabemos datos del Salvaje más querido, pero gracias al segundo episodio de la octava temporada hemos conocido la historia detrás de su apodo.

El pasado domingo con A Knight of the Seven Kingdoms fuimos testigos de algunos reencuentros y giros bastante emotivos que parecen marcar la antesala para lo que será una carnicería trágica.

Pero en una de las escenas más aparentemente casuales también fuimos testigos de un cambio drástico en el canon de las novelas.

Antes de la batalla contra los Caminantes Blancos, algunos personajes se reunieron frente a una chimenea para compartir sus últimas horas.

Entre ellos se encontraban Brienne y Jaime y viendo la química que existe entre esta pareja, Tormund decidió impresionar a su enamorada revelando el porqué de su sobrenombre.

“Te llaman Matarreyes”, dijo a Jaime. “A mí me llaman Matagigantes, ¿quieres saber por qué?”. Nadie respondió a la pregunta, pero a Tormund le dio igual y se puso a relatar su historia: “maté un gigante cuando tenía 10 años. Y luego me metí en la cama con su esposa. Y cuando despertó, ¿sabes lo que hizo? Me amamantó durante tres meses. Pensó que era su bebé. Por eso crecí tan fuerte. Leche de gigante”

Toda esa escena correspondió a un tono cómico en donde los intentos de conquista de Tormund no llevaron a ningún lado. Pero los más fans se habrán percatado que la historia original no iba así.

En el tercer libro de la saga, Tormenta de Espadas, George R.R. Martin describió un origen un tanto distinto para el sobrenombre de Tormund, como bien señalan los colegas de The Verge.

En la novela se describe cómo en su juventud el barbudo quedó atrapado en una tormenta de nieve más allá del Muro. Ahí, en medio de la nada se encontró con una gigante dormida a la que le abrió el vientre de un tajo para meterse en sus entrañas y mantenerse caliente.

Luego, supuestamente la gigante despertó y lo vio, creyendo que era su bebé. Por lo que lo habría amamantado por tres lunas. Al final escapó y no mató a la gigante. Pero gracias a eso se ganó el apodo por todos conocidos.

Esta historia es tan inverosímil como absurda, pero nos la creemos teniendo en cuenta que apenas sabemos nada de Más Allá del Muro y que Tormund es capaz de cualquier cosa. ¿Habrá conseguido seducir a Brienne? Seguramente no.

Esperamos que sobreviva la guerra contra los Caminantes Blancos porque siempre es una alegría ver a este personaje en escena.
Como vemos la historia es un tanto distinta. Aunque conserva algunos de sus tintes absurdos. ¿Habrán más sorpresas?

Ver más sobre la Octava temporada de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.