Juego de Tronos 8×05: ¿Qué significado tiene el caballo blanco de Arya Stark?

Después de la gran destrucción de King’s Landing, Arya Stark despierta desconcertada y camina cubierta en cenizas entre los escombros, hasta que se encuentra con un caballo ¿tendrá algún significado?

En el penúltimo episodio de “Game of Thrones”, Daenerys Targaryen arrasó con King’s Landing (Desembarco del Rey). A pesar del sonido de las campanas de rendición, la ‘Madre de dragones’ decidió desatar sangre y fuego sobre sus nuevos súbditos, entre los que se encontraba Arya Stark.

La joven guerrera trató de escapar de la ciudad, pero cayó al suelo y solo se salvó de morir aplastada gracias a una mujer que la levantó a tiempo. En su intento de ponerse a buen recaudo, trató de ayudar a esta mujer y su hija de morir quemadas, pero fue inútil.

Al finalizar el quinto capítulo de la octava temporada de la serie, Arya es vista caminando algo aturdida, cubierta de cenizas, entre escombros y restos humanos, hasta que sin explicación alguna se encuentra con un caballo blanco herido, pero con la fuerza suficiente para permitirle montarlo y cabalgar en dirección al norte.

Este capítulo dejó en evidencia que el odio se ha apoderado de Daenerys, quien prácticamente se convirtió en una ‘reina loca’ como su padre. Y al parecer, esta mala decisión ha hecho que Arya Stark agregue un nuevo nombre a su lista y tenga que acabar con su reinado de terror.

¿QUÉ SIGNIFICA EL CABALLO BLANCO?

El caballo, sobre todo blanco, tiene un significado mitológico en diversas civilizaciones y culturas. Se asocia en general con la libertad, también con la lealtad, la dignidad y la fe. Según diversas tradiciones, este animal tiene el poder de percibir a las almas nobles y de acompañarlas en su viaje espiritual hacia la luz.

Es decir, en medio de la barbaridad, de la destrucción injustificada, Arya Stark tiene la misión de convertirse en la protectora de los siete reinos. Ella tendría que acabar con los tiranos que quieren someter al pueblo y esta vez tendría que acabar con Daenerys para ponerle fin a la devastación en la que ha caído King´s Landing a causa de su odio.

Y retomando la profecía que Melisandre le dijo a Arya: “Veo una oscuridad en ti. Y en esa oscuridad, unos ojos que me miran fijamente. Ojos marrones, ojos azules, ojos verdes. Ojos que cerrarás para siempre”. Y los ojos verdes ya no pueden ser los de Cersei, entonces ¿Será Arya la próxima ‘Matarreinas’?

Pero existe otra profecía que encajaría mucho con el presunto fin que tendría la reina de dragones.

En el quinto libro “Danza de dragones”, Daenerys tiene un encuentro con la sacerdotisa Quaithe de Asshai y le dice un vaticinio que guarda estrecha relación con los eventos mostrados en el más reciente episodio.

Pronto llegará la yegua pálida, y tras ella los otros. Kraken y llama oscura, león y grifo, el hijo del sol y el dragón de la madre. No confíes en ninguno de ellos. Recuerda a los Inmortales. Ten cuidado del senescal perfumado”

Esto dijo la sacerdotisa según el libro. Quaithe es mostrada apenas en algunas escenas durante la segunda temporada.

Esto puede relacionarse directamente con Arya y ella es la elegida para cabalgar la “yegua pálida” de la profecía dicha a Dany. La joven guerrera acabaría con la vida de la reina de dragones y pondría fin a una época de devastación.

Otra parte de la profecía decía: “ten cuidado del senescal perfumado”, esto se puede asociar con la traición de Lord Varys, un personaje que gustaba siempre de ostentar aromas. Apenas Daenerys oyó de Tyrion que Varys dudaba de su aptitud como reina legítima, ordenó su ejecución.

La temporada 8 de Game of Thrones llega a su fon este domingo 19 de mayo a las 8:00 pm en HBO.

Ver más sobre la Octava temporada de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.