El mundo de ‘Juego de Tronos’ ahora tiene un mapa de metro

3034015-slide-thrones-header

El mundo de Poniente creado por George R.R. Martin para su novela Canción de Hielo y Fuego es enorme. Una gran historia de guerra, sexo, intriga, magia y dragones que se lleva a cabo a través de casi una docena de reinos y dos continentes diferentes, y uno de los mayores obstáculos para los nuevos lectores es intentar averiguar dónde rayos está sucediendo cada capítulo.

Inspirado por el trabajo de Cameron Booth y su tumblr sobre Mapas de tránsito, el diseñador gráfico Michael Tyznik ha creado un (imaginario) mapa de metro de Poniente, trazando el conflictivo continente, como si se tratara de un tren metropolitano, usando del estilo de diseño del mismo, para darle sentido a la escala de los territorios según los libros.


Ver este mapa a un mayor tamaño.

El uso de diferentes colores para representar las líneas de transporte de cada reino, permite ver de un vistazo, que distancia hay entre una ciudad y otra, así como los lugares que un viajero en Poniente necesitaría pasar para llegar allí. Todas las líneas terminan en Desembarco del Rey, punto terminal de todas las parcelas y los esquemas de los Siete Reinos.

Pero Tyznik hace otras cosas inteligentes con su diseño de mapas, como el uso de finas líneas azules para representar los cursos de agua de Poniente que requieren los transbordadores y góndolas para llegar. O parar todo el tránsito en el Muro, la combinación de un sinnúmero de comunidades empobrecidas repartidos en miles de kilómetros de gélido norte de Poniente en el último momento irreflexivo de un urbanista clasista. Incluso muestra que varias líneas siendo cerrando “por construcción” – un reflejo del hecho de que en este punto de las novelas, estas áreas se han convertido en campos de exterminio llenos de ceniza.

Los libros de Juego de Tronos de George RR Martin contienen mapas más tradicionales del mundo donde la serie toma lugar, pero para mi dinero, su editor debe cambiarlos por los mapas de tránsito de Tyznik. No sólo son más legibles y mejor diseñados, sino que también son un mejor reflejo de la dimensión política de las novelas.

Traducido de Fast Company.