El personaje omitido que hubiera cambiado el final de Jon Snow en Juego de Tronos

Los fans de la saga de Canción de Hielo y Fuego intuyen que hay un personaje omitido que habría cambiado el destino de Jon Snow en Juego de Tronos.

A pesar del polémico final de Juego de Tronos, el cual continúa dando de qué hablar dos años después, lo cierto es que el desenlace que tuvo Jon Snow es considerado como uno de los mejores del último episodio. Ahora bien, fanáticos de los libros intuyen que su final literario sería bastante diferente, especialmente porque un personaje importante para su historia fue omitido en la versión televisiva de HBO.    

En la serie, tras haber asesinado a Daenerys Targaryen, el destino de Jon Snow fue el de volver a vivir en el Muro, reuniéndose con lo que quedaba de la Guardia de la Noche y del Pueblo Libre. A pesar de haber podido reclamar el Trono de Hierro como legítimo heredero, opta por regresar al lugar en el que se siente más correspondido, con Tormund y Ghost a su lado. Un final agridulce que también podría suceder en la novela final de Martin, aunque con diferencias notorias.

La serie sobrepasó los libros y sintetizó el arco argumental del personaje encarnado por Kit Harington con su muerte y resurrección, por lo cual no sería nada extraño también ver su regreso al mundo de los vivos en Vientos de Invierno. Por otro lado, en Danza de Dragones existe un cambio importante respecto a la versión televisiva: la muerte de Mance Rayder, el Rey-Más-Allá-del-Muro.

Ciarán Hinds interpreta a Mance Rayder en Game of Thrones.

Mientras que en la serie, Rayder murió al ser consumido por las llamas y disparado con flechas, en la novela logró salvarse de la muerte, pues Melisandre engañó a todos reemplazando a Rayder con Casaca de Matraca. En el libro, la misión actual de Rayder es rescatar a Arya Stark de la Casa Bolton. Además, cabe resaltar que el Rey-Más-Allá-del-Muro tiene una cuñada llamada Val, hermana de su esposa Dalla, ambas del Pueblo Libre y omitidas en la versión televisiva.

Val es una salvaje hermosa, inteligente y valiente que tiene una gran química con Jon y la novela deja bien claro que también existe una atracción mutua entre ambos. A pesar de ello, Jon rechaza la oferta de Stannis Baratheon de casarse con ella, lo que le hubiera convertido en Señor de Winterfell, renunciando además a sus votos como Guardia de la Noche.

Actualmente, Jon se encuentra muerto en los libros. En cuyo caso regrese de la muerte como en la serie, el fuerte vínculo de Jon con Val es uno de los motivos por los que el Lord Comandante optaría por volver a la Guardia de la Noche. Ella es una tentación para él, pues representa obtener todo lo que había soñado: ser Señor de Winterfell, tener una bella esposa y un hijo, todo aquello a lo que renunció cuando se unió a la Guardia. Además, Val representa los lazos de Jon con el Pueblo Libre. Al fin y al cabo, Jon nunca encajó por completo en el panorama político de Westeros.

Imagen conceptual de la salvaje Val.

La relación entre Jon Snow y Val en los libros

Aunque Game of Thrones demostró el vínculo de Jon con las tierras del Más allá del Muro con su relación con Ygritte y su amistad con Tormund, la presencia de Val hubiera reforzado su decisión. Probablemente Martin retome esta historia y podamos ver el final de estos personajes en Sueño de Primavera, el libro final de la serie literaria.

En los libros, la relación entre ambos es muy estrecha. Más aún, Jon señala que Ghost y Val parecen “estar hechos el uno para el otro”, lo que indirectamente es también una conexión entre la joven y el Lord Comandante, pues Ghost es parte de Jon, al estar vinculado a su lobo huargo como el resto de los Stark.   

Obviamente, la historia de Val, en las novelas, afectaría a la que probablemente habría entre Jon Snow y Daenerys Targaryen. De momento, toca esperar (continuamente) que George R.R. Martin termine el que será el sexto libro de la saga, Vientos de Invierno.

Ver más sobre las novedades de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.