¿Cuál es la peor batalla de Juego de Tronos y cuál la mejor? Aquí un ranking

Las batallas han tenido siempre una gran importancia en ‘Juego de Tronos’ y la propia serie nos ha dejado claro que ya hemos visto la última que va a darnos en ‘Las campanas’. Eso nos ha llegado a reflexionar sobre todas las que han tenido lugar a lo largo de ocho temporadas

A continuación vamos a repasar de peor a mejor todas las batallas de ‘Juego de Tronos’. Antes de entrar en materia conviene aclarar dos puntos.
El primero es que hemos dejado de lado los combates cuerpo a cuerpo para centrarnos en las contiendas con dos bandos enfrentados y la segunda es que, obviamente, se han ordenado siguiendo nuestro punto de vista.

LA BATALLA DEL BOSQUE VERDE (1×09 ‘Baelor’)

Inteligente tácticamente, demostrando que solamente se podía acabar con Robb Stark fuera del campo de batalla, pero ejecutada básicamente en off. La serie no tenía un presupuesto tan elevado en la primera temporada, así que nos tocó conformarnos con esto para saber que Jaime Lannister había sido apresado por los Stark.

EL ASALTO DE DREADFORT (4×06 ‘Leyes de dioses y hombres’)

Un fallido intento de rescate de Theon por parte de Yara. Una escena breve con escaso combate que sirve principalmente para asentar más la amenaza que representa Ramsay y sus perros. Lo consigue cuando Theon, totalmente anulado psicológicamente por aquel entonces, se niega a irse con ellos y de paso impone respeto llegando ensangrentado.

EL ATAQUE AL TORREÓN DE CRASTER (4×05 ‘El primero de su nombre’)

La batalla de la guardia de la noche contra varios amotinados en sí misma sucede casi más en segundo plano al centrarse principalmente en Bran, pero el enfrentamiento entre Jon Snow y Karl Tanner sí que tiene la intensidad necesaria. Además, la resolución de la misma es gloriosa con esa espada atravesando la cabeza de Tanner.

STANNIS ATACA INVERNALIA (5×10 ‘Misericordia’)

Stannis se las prometía muy felices en sus aspiraciones, pero su ataque a Invernalia acaba siendo su perdición. Abandonado por sus hombres -lo cual resta épica a lo que prometía ser un enfrentamiento memorable-, todo acaba reduciéndose a Brienne consiguiendo vengar la muerte de Renly. Más de uno quiso ver que no murió porque se optó por una muerte en off, pero no podía quedar más claro que ese era el fin de Stannis.

DAENERYS ATACA ASTAPOR (3×04 ‘Y ahora su guardia ha terminado’)

Una lucha muy desequilibrada. Estaba claro que Daenerys no iba a desprenderse de uno de sus dragones para conseguir a los inmaculados, pero se aprovechó de que el enemigo la había infravalorado para posteriormente aniquilarlos sin piedad. Quizá sería más adecuado llamarlo masacre en lugar de batalla, pero al menos Daenerys todavía se preocupaba por el bienestar de los niños por aquel entonces…

DAENERYS ATACA MEEREEN (6×09 ‘La batalla de los bastardos’)

Los maestros de Astapor y Yunkai quieren recuperar el control de la ciudad y empiezan bien bombardeando la ciudad, pero Daenerys pida negociar… y aprovecha la pausa para aniquilar a sus enemigos usando a los dragones. Por aquel entonces parecían invencibles y aquí tenemos una buena demostración de lo que eran capaces. Buena guinda ya a nivel más íntimo cuando Daenerys decide acabar con la vida de los dos maestros que habían traicionado a un tercero.

DAENERYS CONTRA LOS HIJOS DE LA ARPÍA (5×09 ‘Danza de dragones’)

Tras un suculento aperitivo con Jorah demostrando su habilidad en combate, los Hijos de la Arpía han preparado muy bien su ataque para acabar con Daenerys y sus aliados. Consigue tenerlos a su merced… pero Drogon aparece al rescate y cambia el sino de la batalla.

LA BATALLA NAVAL DE LOS GREYJOY (7×02 ‘Bajo la tormenta’)

La forma de asentar de forma definitiva a Euron como una amenaza temible. Una buena dosis de espectáculo visual en una contienda muy desequilibrada, ya que Euron los pilla por sorpresa. Yara hace lo que puede, pero acaba siendo superado por su tío, mientras que el arco de Theon está en un punto en el que tiene sentido que salga huyendo. Hacía demasiado poco que se había librado de la influencia de Ramsay y le faltaba crecer como personaje.

LOS CAMINANTES ATACAN WEIRWOOD (6×05 ‘El portón’)

El Rey de la Noche está obsesionado con acabar con El Cuervo de Tres Ojosy eso le lleva a arrasar el campamento en el que se encuentra. Y arrasar nunca estuvo mejor dicho, ya que tras una breve resistencia inicial, el ejército de los muertos avanza sin oposición real alguna hasta que lleva el emotivo momento en el que se cumple el destino de Hodor.

ATAQUE AL TREN DEL BOTÍN (7×04 ‘Botines de guerra’)

Jaime Lannister se las prometía muy felices tras derrotar a los Tyrell y volver a casa con un gran botín. El problema es que Daenerys no tenía pensado que eso sucediera y destruye con facilidad a su ejército. Gran momento con Jaime intentando acabar con Daenerys con comentarios de fondo de Tyrionantes de que Drogon zanje el asunto.

LA BATALLA MÁS ALLÁ DEL MURO (7×06 ‘Más allá del muro’)

El alocado plan para demostrar que los muertos van a atacar lleva a un épico enfrentamiento de los hombres liderados por Jon contra un inagotable ejército. La salvadora llegada de Daenerys evita una tragedia en parte, ya que El Rey de la Noche consigue acabar con Viserion, rompiendo así el encanto creado de que los dragones son prácticamente indestructibles. Una épica secuencia que dejó cierto sabor agridulce por la forma de llegar a ella y por la inesperada aparición de Benjen Stark.

LA BATALLA DEL CASTILLO NEGRO (4×09 ‘Los vigilantes del muro’)

La serie quiso superarse aquí y nos ofreció algunos momentos para el recuerdo como el que podéis ver en el vídeo de más arriba o la trágica muerte de Ygritte, pero en algunos momentos da la sensación de estar todo demasiado coreografiado -o puede que faltase algo más de dinero para poder exprimirlo a fondo-. Sospecho que los responsables de la serie pensaron lo mismo, ya que no volvieron a contar con el director Neil Marshall y de ahí en adelante el encargado de los episodios con grandes batallas pasó a ser Miguel Sapochnik.

LA BATALLA DE CASA AUSTERA (5×08 ‘Casa Austera’)

Ya conocíamos al Rey de la Noche y sus tropas, pero fue aquí cuando se terminó de asentar la tremenda amenaza que suponen. Aprovecharon las negociaciones entre los salvajes y la guardia de la noche para arremeter contra ellos sin piedad. Tanto es así que la única salida que les queda es huir. Lógico que Jon quede tan marcado con esto y luego haga todo lo posible por reunir al mayor ejército posible para intentar acabar con los muertos.

LA BATALLA DE INVERNALIA (8×03 ‘La larga noche’)

Muy criticada por algunos por la oscura fotografía que marca el episodio en todo momento, es una batalla inmensa que sabe cuándo centrarse en el caos de la batalla y cuándo pasar a momentos más íntimos -maravillosa la muerte de Lyanna Mormont- sin que la épica nunca decaiga. Además, es también la primera batalla de Arya, quien acaba convirtiéndose en la heroína de la función en un estupendo giro que pone fin a la amenaza del Rey de la Noche de una vez por todas.

LA BATALLA DE AGUASNEGRAS (2×09 ‘Aguasnegras’)

La primera batalla de gran tamaño de la serie, algo que llevó a sus creadores a rogar a HBO que aumentarán el presupuesto y aún así la contienda debía continuar más allá del desmayo de Tyrion, pero ya no había más dinero-. Plagada de grandes momentos, tanto de batallas cuerpo a cuerpo como del ingenioso plan para acabar con el ataque naval, fue cuando ‘Juego de Tronos’ elevó un listón que posteriormente solamente pudo superar en contadas ocasiones.

LA BATALLA DE DESEMBARCO DEL REY (8×05 ‘Las campanas’)

Un impresionante espectáculo que para muchos ha quedado marcado por el giro de Daenerys. Personalmente, sí me encaja con lo visto sobre el personaje, por lo que me centré en la masacre organizada tras arrasar con las defensas de Cersei con suma facilidad. Llega a resultar incómodo gracias al uso de Arya, pero es que además hay varios pequeños grandes momentos como el enfrentamiento de los Clegane o el combate entre Euron y Jaime.

LA BATALLA DE LOS BASTARDOS (6×09 ‘La batalla de los bastardos’)

Una contienda repleta de épica, la batalla en la que la serie mejor ha exprimido la lucha cuerpo a cuerpo entre dos ejércitos. Ya el inicio con la muerte de Rickon marca muy bien el tono para ver cómo Ramsay consigue que Jon haga exactamente lo que no debería. El dramatismo está llevado de maravilla, incluso cuando ya el sino de la batalla está decidido. Y el epílogo con la forma de deshacerse de forma definitiva de Ramsay es una guinda inmejorable.

Ver más sobre la Octava temporada de Juego de Tronos.


Síguenos en FacebookTwitterInstagram y Youtube.