George R.R. Martin podría haber contribuido a diseñar a Chewbacca

El autor de Juego de Tronos, George R. R. Martin, podría haber contribuido, sin saberlo, al diseño de Chewbacca. Esta es la teoría de un grupo de fans, respaldada por una reveladora imagen y unas declaraciones del artista conceptual de Star Wars, Ralph McQuarrie.

La historia comienza en 1975, cuando McQuarrie trabajaba en el arte conceptual que daría vida al mundo de George Lucas. Como ocurre normalmente, los diseños de muchos de los personajes evolucionaron considerablemente desde la idea inicial a la representación final inmortalizada en las películas. Una muestra de ello es el propio Chewbacca, cuyos primeros diseños podéis ver en las dos imágenes a continuación.

Chewie 1975

chewie2 - 1975

A George Lucas le gustaban estos diseños, pero le dijo a McQuarrie que pensaba que podían llevarse un poco más allá. Para ayudar al artista a inspirarse, Lucas le entregó una serie de dibujos junto con más descripciones.

“George dijo que quería que Chewbacca tuviera el aspecto de un lémur, y por eso tenía ojos grandes y claros en algunos de mis primeros sketches” dijo McQuarrie sobre la contribución de Lucas a la creación del personaje. “George también me dio un dibujo que le gustaba de un ilustrador de ciencia ficción de los años 30 que mostraba a una bestia grande, de apariencia simiesca, con una fila de pechos femeninos a lo largo de su torso. Así que le quité los pechos y añadí una bandolera y munición y armas, y cambié su cara haciéndola más parecida al diseño final, y lo dejé así”.

Y aquí es donde viene la sorpresa. El “dibujo de los años 30” era en realidad de tan solo un año antes, 1975, y había sido hecho por el artista John Shoenherr para ilustrar una historia corta de George R. R. Martin titulada “And Seven Times Never Kill Man!”, publicada ese año en la revista Analog, según ha revelado Binary Bonsai. A continuación tenéis las dos imágenes lado a lado. El parecido es, por lo menos, asombroso.

Comparativo de los dos Chewie

El diseño final, sin embargo, es algo más diferente, como puede verse en la siguiente imagen.

George RR Martin - Chewbacca

Pese al evidente parecido, sería precipitado hablar de plagio, ya que es habitual que los artistas se inspiren en piezas de otros para crear sus diseños, y solo hay que ver el resto del trabajo de McQuarrie para darse cuenta de que no necesitaba recurrir a la mera copia. Aunque el arte conceptual de McQuarrie muestra a Chewbacca con un rifle, en la película el wookiee empuña una especie de ballesta, la misma arma que se ve en el diseño de Shoenherr. Podría tratarse de una casualidad o quizá alguien más del equipo de Star Wars vio ese diseño y también se inspiró en él.

Para terminar con esta curiosa historia, os dejamos con una imagen del personaje Zeb Orrelios, que saldrá en la serie Star Wars Rebels, y que se ha inspirado en los diseños originales de McQuarrie para Chewbacca.

Chewie - Zeb Orrelios,

Tomado de IGN España.